Comienza en la Catedral de Burgos el año del VIII centenario con una plétora de actividades programadas

Comienza el año central de la conmemoración de los 800 años de la Catedral de Burgos. Será el año grande en el que la basílica castellana cumpla ocho siglos desde que el 20 de julio de 1221, el obispo Mauricio y el rey Fernando III ‘El Santo’ pusieran la primera piedra de un templo llamado a sustituir a la antigua catedral románica de Burgos y convertirse en uno de los edificios más significativos de Europa.

Para celebrar este importante acontecimiento, la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021 contempla una programación “completa”, “poliédrica” y “con vocación no solo de fuego artificial” sino “de hacer cosas que puedan quedar”. El presidente del Consejo Asesor de la institución, el catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Burgos (UBU), René J. Payo, subraya que “quedan en las restauraciones, en las obras científicas y en la consolidación de la imagen y marca de Burgos, como lugar atrayente, atractivo para que sea visitado por nacionales y extranjeros”.

Se trata de un calendario de actividades “de altura” con vocación de llegar a todos los públicos, para lo que el Patronato de la institución ha aprobado un presupuesto inicial de 2,5 millones de euros. Por un lado, la Fundación persigue “hacer cosas que conmemoren pero también que queden”, reitera Payo, “y lo que queda -dice-, son las obras científicas que se publican, los catálogos de las exposiciones, las restauraciones”.

Sin embargo, precisa que la Fundación también va a tener “una agenda social”, de tal forma que “va a estar atenta a poder cubrir, en algún caso, algunas necesidades por instituciones o colectivos burgaleses, teniendo en cuenta la especial situación en la que nos encontramos inmersos a raíz de la pandemia”. “Pareció lógico y los patronos estuvieron muy de acuerdo, que dentro de nuestras posibilidades, se pudiera ayudar a una institución o colectivo burgalés especialmente necesitado”, apostilla.

En este contexto, el asesor cultural de la Fundación define la programación central para 2021 como “poliédrica” y “total” porque “siempre se ha querido que la Catedral sea el eje de la programación pero se ha intentado que no se centre solo en lo que es el propio edificio y que vaya un poco más allá”.

“Que sea la justificación para desarrollar otras actividades que están en relación con la Catedral, pero igual no están directamente vinculadas a ella”, precisa. “Es poliédrica, haciendo guiños a otros elementos singulares de nuestra riqueza patrimonial, como puede ser Atapuerca, hay algunas actividades menores vinculada a Atapuerca, o el Geoparque de las Loras, o la historia de la lengua”, resalta.

Actividades musicales y deportivas

En esta programación destaca el apartado musical, con más de una veintena de conciertos previstos. El director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel, el tenor mexicano Javier Camarena, o cantantes reconocidos internacionalmente como Raphael, Bunbury, Pablo López e Izal, llenarán de música el VIII Centenario de la Catedral de Burgos en 2021.

También recalarán en Burgos formaciones como el Teatro Real; la Orquesta Filarmónica de Múnich, dirigida por Barbara Hannigan; los Niños Cantores de Viena; la Ámsterdam Baroque Orchestra, dirigida por Ton Koopman; The English Concert, dirigido por Harry Bicket; y el coro The Sixteen, dirigido por Harry Christophers.

Asimismo, las corales burgalesas, orfeones, los órganos de la Catedral y otros conciertos dirigidos a los jóvenes, sin olvidar una misa campesina, la OSCyL, la JOSBu y un nuevo acuerdo con la Fundación Albéniz, tendrán protagonismo en los actos de conmemoración de los 800 años de la Seo.

El catedrático de Historia del Arte apunta que una línea que se ha abierto “muy interesante” es intentar recuperar la música que se conserva en la Catedral. Se refiere a la música de los grandes compositores que compusieron desde el siglo XIII hasta el siglo XX piezas, muchas de ellas inéditas, y que se conservan en el archivo municipal. “Se va a intentar poner en valor y va a haber varios conciertos donde se desarrollen estas obras musicales”, subraya.

En el aspecto deportivo hay varias iniciativas en las que se está trabajando, pero de entre todas ellas hay una disciplina que sobresale: el ciclismo. En agosto de 2021, Burgos aspira a convertirse en capital mundial del ciclismo, gracias a la confluencia de la salida de La Vuelta 21, la Vuelta a Burgos y pruebas de ciclismo femenino, infantil y para personas con discapacidad. A ello se sumarán otras iniciativas en torno al mundo de las dos ruedas.

Exposiciones

En 2021, la cultura también se abrirá paso a través de un amplio programa expositivo que traerá Las Edades del Hombre bajo el título de ‘Lux’ a sus dos claustros y las capillas adyacentes de la seo, donde se intentará “poner en contrapunto la Catedral de Burgos con otras catedrales, que dialoguen”. “Obras de la Catedral de Burgos y elementos significativos de otras catedrales españolas”, matiza.

También resalta la gran exposición que llevará los mayores tesoros patrimoniales de la provincia castellana al Museo de Santa Cruz de Toledo en ‘Burgos-Toledo. Orígenes de España’, que tuvo que posponer su inauguración prevista para el pasado mes de abril debido al COVID-19. Así, se confía en que esta muestra se pueda retomar a principios de 2021 ya que el compromiso de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha es que pueda inaugurarse en abril de 2021. Si bien mantienen que “no perderá el nivel” expositivo a pesar de que alguna de las piezas previstas no podrá exponerse debido a que formarán parte de la exposición Las Edades del Hombre ‘Lux’.

Otras de las actividades destacadas que se llevarán a cabo a lo largo de 2021 será la muestra que acogerán trece sedes diferentes bajo el título ‘Burgos, 1921: cuando la Catedral celebró sus 700 años’ donde se rememora cómo era la ciudad de Burgos cuando se conmemoró el séptimo aniversario. Además, el Fórum Evolución acogerá una muestra en la que los artistas burgaleses enseñarán cómo ven ellos la Catedral. Y otra que versará sobre la lengua castellana y la colección de volúmenes de ‘El Quijote’ que custodia el Archivo Catedralicio.

“La exposición sobre los Quijotes de la Catedral, que va a desarrollarse en el Fórum Evolución a partir del segundo semestre de 2021, tiene también un gran interés porque se va a mostrar ese tesoro oculto que tiene la Catedral, una colección de más de 150 Quijotes, algunas ediciones únicas, y va a quedar marcada dentro de la conmemoración del centenario como una de las colecciones de la Catedral”, manifiesta.

“Precisamente, El Quijote lo que trata es de unir el homenaje que se quiere hacer a la lengua, Burgos como orígenes de la lengua, teniendo en cuenta que la Catedral tiene esa colección singularísima de Quijotes, prácticamente desconocida, ha decidido hacer esta muestra”, agrega Payo.

“También se van a exponer algunos tesoros ocultos de la Catedral, como los cantorales, en los grandes cantorales que se conservan en la Catedral, algunos de ellos lineados, que tienen un valor incalculable desde el punto de vista musical, pero también desde el punto de vista artístico”, adelanta.

Asimismo, avanza que se está trabajando en otra gran exposición sobre Santo Domingo de Guzmán, que es una figura fundamental, de la cual se cumple también el VIII Centenario. “Probablemente sea el burgalés más universal. Impulsada por la Fundación VIII Centenario y con la colaboración de otras instituciones nacionales, regionales y provinciales, esperemos que se pueda llevar a cabo en el segundo semestre”, dice.

También Goya parará en la ciudad con ‘Los desastres de la guerra’, patrocinada por Fundación Ibercaja. Y se están estudiando una exposición en Sasamón, una de las sedes históricas de la diócesis de Burgos, y otra en la que confluyan dos genios que fueron contemporáneos, rivales y cruciales en la grandeza de la Catedral: Felipe Bigarny y Diego de Siloé.

Apuesta por la historia como motor turístico

El año que empieza es jacobeo y ese espíritu se trasladará a las calles burgalesas con la creación de una oficina de recepción de peregrinos en las cercanías de la Catedral, la instalación en la plaza del Rey San Fernando de una gran escultura vegetal con forma de peregrino de diez metros de altura y con una señalización especial del Camino de Santiago en fibra de vidrio a cargo del artista Cristino Díez.

Además, habrá posibilidad de que al término del Año Santo se instalen en la ruta jacobea a su paso por la provincia de Burgos. Asimismo, se repetirá el Camino de Santiago burgalés, con compostela propia, y se pretende que la gran peregrinación europea de jóvenes haga una parada en Burgos.

También confluirán en Burgos la celebración del Año Jubilar concedido por el papa y que ya está en marcha desde el pasado mes de noviembre, la conmemoración del VIII Centenario del fallecimiento de uno de los castellanos y leoneses más internacionales, Santo Domingo de Guzmán, y del VIII Centenario del nacimiento de Alfonso X el Sabio.

En este viaje por la historia destacará la recreación histórica de la boda de Fernando III y Beatriz de Suabia y la puesta en marcha de una red de catedrales europeas. Se mantendrán en el calendarios actividades ya consolidadas como ‘La Catedral a la luz de las velas’, ‘Bailando con piedras’, charlas literarias, coloquios variados y recitales de poesía.

Actividades desde el punto de vista científico

Desde el punto de vista científico, se están desarrollando una serie de actividades de cara a publicaciones. De esta forma, según apunta René Payo, se va a publicar, “está ya casi acabada”, asevera, en imprenta, una biografía del Cardenal Benlloch, un personaje fundamental dentro de lo que es la historia del séptimo centenario, cómo se celebró en Burgos el séptimo centenario, y uno de los personajes que más contribuyó al rescate y restauración de la Catedral de Burgos en la década de los años 20 del siglo pasado.

Asimismo, se va a publicar un libro “muy interesante” sobre Juan de Colonia en la Catedral de Burgos, donde se descubre la gran importancia que tuvo este maestro de orígenes alemanes en la transformación del centro, y también, añade, se está trabajando en la publicación de un libro sobre la figura de don Mauricio, el gran impulsor de la Catedral de Burgos en el siglo XIII.

Por otro lado, diferencia el tema de las restauraciones y relata que este año se han desarrollado bastantes restauraciones en la Catedral, el pendón de las Navas de Tolosa, la limpieza del Retablo Mayor. Ahora mismo, dice, se está trabajando en algunos proyectos de restauración “muy importantes”, como el retablo de Cardeñuela Río Pico, que es financiado en gran medida por la Fundación VIII Centenario. “Tiene razón de su restauración que es un retablo que proviene de la Catedral, y hasta el siglo XVIII estuvo ubicado en la Catedral de Burgos”, explica.

La institución también trabaja en la restauración de la portada de la Iglesia de Santa María la Real y Antigua de Gamonal, ya que es un elemento también “muy vinculado” a la Catedral de Burgos porque “allí es donde estuvo ubicada cuando se traslada de Oca la sede de la diócesis de Burgos”, recuerda. “Desde Oca se traslada a Gamonal y desde allí a Burgos”, apostilla. “Se están también trabajando en otros proyectos de restauración en otras localidades vinculadas a la diócesis, a los orígenes de la diócesis, como Sasamón, pero eso está un poco más en proyecto”, completa.

Expectativas muy altas”

Finalmente, el presidente del Consejo Asesor de la institución reconoce que las expectativas son “muy altas”, teniendo en cuenta que se entra ya en el tramo final de la conmemoración del VIII Centenario donde, por un lado, dice, se concentran la mayor parte de los proyectos que se habían diseñado desde el principio y, por otro lado, se van a trasladar algunos que este año se han tenido que retrasar debido a la pandemia del COVID-19.

“Estos son básicamente los puntos fundamentales, aparte de otras múltiples actividades de índole más sencilla, como los diálogos históricos, las conferencias que se están organizando, el gran congreso sobre historia de la Catedral de Burgos en el contexto de las catedrales europeas, que hemos decidido trasladarlo al año 2022”, remata René Payo.

Finalmente, se encuentran en estudio una exposición sobre el románico como cierre del VIII Centenario de la Catedral en julio de 2022, organizado por el Cabildo y con el respaldo de la Fundación; un encuentro de ciudades patrimonio; así como la exposición ‘El Genio (Bigarny) ‘frente’ a Genio (Siloé)’ que se propone que sea la imagen de la inauguración del Museo de San Juan en noviembre de 2021 y que pueda contemplarse hasta abril de 2022.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *