5 Pazos increíbles en Galicia

Los pazos son muy típicos en Galicia. Son grandes casonas que se construyeron entre los siglos XVII y XIX por la nobleza gallega. Suelen tener capillas y preciosos jardines y es que hay un refrán que dice: «Palomar, capilla y ciprés, pazo es».

Emilia Pardo Bazán reflejó en el libro Los pazos de Ulloa cómo era la vida en los pazos.

Pazo de Liñares

Este pazo de estilo barroco gallego fue construido en el siglo XVII y fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 2009. Se encuentra a 200 metros de la Vía de la Plata y pertenece al concello de Lalín.

En él estuvo alojada Emilia Pardo Bazán, periodista perteneciente a la nobleza y precursora en sus ideas de los derechos de las mujeres y el feminismo. Lo bautizó como el Palacio del Recuerdo.

En este pazo nació el aviador Joaquín Loriga Taboada, referente de la aviación española. Fue el primer piloto que probó con éxito el autogiro de Juan de la Cierva y, junto a otros dos pilotos y tres mecánicos, voló de Madrid a Manila en el año 1926.

Aún se conserva su imponente chimenea, las pilas donde los caballos se alimentaban y una pila bautismal de origen románico de una capilla desaparecida.

En la actualidad es un espacio sociocultural y alberga el Museo de la Marioneta y el Centro de Xestión do Coñecemento Arqueolóxico (CXCA). Este centro estudia los restos arqueológicos encontrados en Galicia en yacimientos galaico-romanos, para dar a conocer la historia y la cultura, ponerla en valor y contribuir a su difusión en la sociedad.

Pazo de Liñares
Pazo de Liñares / Curiositravel

Pazo de Lourizán

Este pazo, construido a finales del siglo XIX, se encuentra en la parroquia de Santo André de Lourizán, en Pontevedra. Fue residencia de verano del político Eugenio Montero Ríos y ahora pertenece a la Diputación de Pontevedra. En él se encuentra el Centro de Investigaciones Forestales.

Es uno de los pazos más bonitos que he visto por lo espectacular que es su edificio. Con su aire francés, destacan sus jardines y su escalera de piedra custodiada por estatuas. No se puede acceder al interior del pazo, y da pena ver el estado de deterioro en el que se encuentra. Sí podemos pasear por sus jardines, sus grutas o admirar desde fuera el impresionante invernadero modernista de hierro. También hay un hórreo y una mesa de granito, de una sola pieza de 6 metros de largo, donde se firmaron importantes decisiones políticas.

Pazos de Lourizan
Pazo de Lourizán / Curiositravel

Pazo de Santa Cruz de Rivadulla

Este pazo se encuentra en Vedra, cerca de Santiago de Compostela, y sus jardines son una verdadera joya. En ellos puedes disfrutar de una cascada, de estanques y de paseos de olivos centenarios. Es un pazo privado, que pertenece a los marqueses de Rivadulla y no podemos acceder a su interior, pero sí a sus jardines.

Pazos
Pazo de Santa Cruz de Rivadulla / Curiositravel

Pazo de Oca

Se encuentra muy cerca de Santiago de Compostela y fue declarado Bien de Interés Cultural. A este pazo se le conoce como el Versalles gallego. Se construyó entre los siglos XVII y XVIII y en él podemos ver la iglesia-capilla con dos torres unidas al pazo por una balconada de estilo barroco, el palacio con una torre de planta rectangular y almenas.

Los jardines del pazo son una autentica maravilla, en el patio central hay una fuente con parterres rodeados de setos de boj. En ellos hay puentes, dos grandes estanques y una isleta en forma de barca esculpida en piedra.

Pazo de Quiñones de León

El Pazo de Castrelos era propiedad de Fernando Quiñones de León y lo cedió para su uso como museo. Es uno de los pazos más bonitos de Galicia y está rodeado por jardines de influencias francesas e inglesas. Los jardines se trazaron a finales del siglo XIX, tienen más de cinco hectáreas y están divididos en cinco sectores: acceso, rosales de la parte superior, jardín francés, jardín inglés y bosque.

En la actualidad es un museo que contiene una colección de pintura gallega y una sección de arqueología.

Pazo de Quiñones de León
Pazo de Quiñones de León

Cristina Pazos

https://www.curiositravel.com/

Deja una respuesta